TUÉJAR

Tuéjar es un municipio perteneciente a la provincia de Valencia, en la Comunidad Valenciana, y a la comarca de Los Serranos.

RUTAS EN TUÉJAR

PISCINAS NATURALES: EL AZUD – POZO DE LAS ESCALERAS

En el Valle del Tuéjar, en la comarca de Los Serranos, tenemos esta preciosa piscina en medio de la naturaleza ...
Leer Más
CASCADA DE BERCOLÓN2

LA CASCADA DE BERCOLÓN

Nos acercamos a la bonita comarca de Los Serranos con una preciosa ruta que no dejará indiferente a nadie. CÓMO ...
Leer Más

A VISITAR

  • Iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Ángeles. Declarada Monumento Histórico Artístico nacional. Construcción de la segunda mitad del siglo XVII, de estilo barroco, a la que se sube por una escalinata de piedra.La iglesia sigue los parámetros de diseño de Il Gesú de Roma de Vignola, Iglesia matriz que utilizaron los jesuitas. La fachada del templo tiene de notable la portada, compuesta por dos columnas estriadas terminadas por capiteles que sostienen una cornisa. Más arriba, una airosa espadaña con su campanil. A la derecha está la hermosa y esbelta torre, de estilo neoclásico, que consta de tres cuerpos. El interior del templo está formado, por una bóveda de cañón y transepto no emergente, la bóveda descansa en contrafuertes, que dejan paso a las capillas laterales de menor altura e intercomunicadas, en el centro de la Iglesia el tambor octogonal da paso a la cúpula a través de las pechinas, su cuidado diseño y semejanza al Il Gesú, recuerda los conocimientos sobre arquitectura italiana del arquitecto.
  • Ermita de la Purísima Concepción. Dedicada a la Purísima Concepción, patrona del pueblo. Tiene la portada en arco y dos porches en los lados. El interior está compuesto por una nave de techo abovedado, sostenido por cuatro arcos de medio punto. Las noticias más antiguas que de la ermita se conocen datan de 1595.
  • Ermita de San Juan y Santa Lucía.
  • Pinturas rupestres. Las pinturas rupestres de los Corrales de Silla se encuentran en tres oquedades de escasa profundidad abiertas en la roca caliza de un potente banco estratificado.
  • Recinto amurallado de Tuéjar
  • Portal de los Santos. Fue la principal puerta por la que se accedía a la medieval Tuexa, en aquellas épocas amurallada. Está situado en lo que es casco antiguo de la población.
  • Ermita de San Cristóbal. La antigua ermita, hoy sin uso religioso, ha sido restaurada y la sala acoge exposiciones temporales y actos públicos. Situada en una pequeña colina, destaca por ser un lugar propicio para tener buena visibilidad del paisaje agrícola y del pueblo. Y cerca está una piedra plana llamada resbalador, lugar de entretenimiento de niños. Fue utilizada como polvorín en las Guerras Carlistas. Fue también Hospital de campaña en la guerra carlista y hospital de enfermos contagiosos posteriormente.
  • Puente Tudela. Ubicado a la salida del pueblo, a 500 metros en dirección al Embalse de Benagéber y paso obligado para llegar a Utiel desde Tuéjar. Construido en piedra destaca por su altura.

LUGARES DE INTERÉS

  • El Azud: área recreativa más famosa de Tuéjar. Muy cerca del pueblo tomando la carretera que nace desde el puesto de la Cruz Roja. Lugar del nacimiento del Río Tuéjar, de aguas cristalinas todo el año y con un estupendo lago de aguas frescas y puras. En el paraje del Azud, además de merenderos y zonas de recreo, podemos encontrar a lo largo de su extenso recorrido, las pinturas rupestres de los Corrales de Silla, un antiguo invernadero de piedra de importante dimensión, el acceso a los barrancos del Fraile y de la Hoz, este último llamativo por el dibujo que ha dejado el agua en las rocas moldeándolas, y la curva llamada La Vuelta el Carro, que como su nombre indica, corrían cierto peligro los agricultores con sus carros por su proximidad a un precipicio y estrechez. Una vez llegado al área de Arquela, se dividen varios caminos, el camino principal de ellos nos llevará a la localidad chelvana de Ahillas.
  • La Tartalona: camino del pantano de Benagéber en dirección al vado de Moya se encuentra este paraje de gran belleza. Antiguo camping de gran afluencia en la década de los años 80, su privilegiado entorno y gran equipamiento hacía disfrutar de una magnífica estancia a sus visitantes. Contaba con estupendas instalaciones incluyendo una gran piscina, campo de baloncesto, merenderos, bar-restaurante, albergues y paelleros.
  • Fuente de las Zazadillas: subiendo por la carretera hacia Titaguas un desvío indicado como “Zagra” nos lleva a esta fuente de agua fresca y cristalina. Sitio donde muchos Tuejanos llenan agua, cuenta con un paellero reformado recientemente y unas mesas con piedras de molino que aguantan impasibles el paso del tiempo, si bien debe reformarse sus techados de cañas que están muy deteriorados.
  • Fuente el Saz: a la altura de la ermita y frente a ella, desciende un camino sinuoso hacia la fuente el Saz y a unos merenderos, además si se continua el camino hacia la derecha, acompañando el río Tuéjar se llega a el Molino Marco, ya perteneciente al Azud.
  • Cascadas en Zagra o Bercolón: las cascadas de Zagra se encuentran a unos 10km del pueblo, el río ha ido moldeando la roca creando una cueva y una poza de agua, a la que el agua llega a través de la cascada, la poza tendrá unos 4 metros de diámetro, y la luz desciende por las perforaciones de la cueva, dejando un paraje luminoso y fresco.
  • Barrios históricos: una vez en la plaza, si accedes a la parte superior del pueblo (detrás de la Iglesia), emergen las serpenteantes e inclinadas calles, de origen árabe o mozárabe, dentro de las barrios llamados la Zacuca, el Portillo, el Mangarrón, el Rincón de Mosén y el Arrabal; Poseen forma irregular donde todavía persisten los callejones sin salida o adarves y pequeñas plazas donde seguramente se instalaban los comerciantes, siguiendo la tradición de estrechas calles y fachadas blancas, para protegerse del sol veraniego. En ellas hay fuentes públicas y abrevaderos donde bebían las caballerizas antiguamente. Destacan la fuente de la Plaza y la fuente del Niñorro con la figura en piedra de un niño. Restaurado en 2008, se puede visitar un antiguo horno de grandes dimensiones rehabilitado y expuesto en un espacio público, aproximadamente a 100 metros de la Iglesia.
  • Fuentes: si destaca el término de Tuéjar es por las numerosas fuentes naturales que se reparten por las diversa geografía del territorio, entre ellas comentamos algunas como la fuente de los Campillos, la fuente de Arquela, las fuentes del camino antiguo hacia Chelva, la fuente el Saz, la fuente de la Zazadilla y la fuente Cabera.
  • Antiguo Olmo Centenario: tras la retirada del Olmo centenario situado en la entrada del pueblo, hoy se pueden visitar los restos en un pequeño parque público junto a la Ermita de San Juan y Santa Lucía. Se puede apreciar su grueso tronco, raíces y ramas.
  • Mirador del Castillo: Es conocido que el punto más alto del pueblo están los restos del antiguo Castillo de Tuéjar, hoy apenas se encuentran algunos restos, pero bien es cierto que las vistas desde el emplazamiento son muy interesantes.

A DISFRUTAR

  • San Antonio Abad. La noche precedente al 17 de enero se tiene por costumbre encender grandes hogueras en varias calles del pueblo.
  • Carnavales. En febrero se celebra un fin de semana de carnavales, se parte de la plaza mayor y se recorren los bares de la población con la banda de música pidiendo la tradicional botella.
  • Los Mayos. Desde hace muchos años existe la costumbre de cantar los Mayos en Tuéjar la noche del 30 de abril.
  • Fiestas Mayores de La Purísima. Cada cinco años, los acabados en 0 y en 5, se realizan las fiestas extraordinarias o mayores, llamadas “gordas”, durante la semana del 15 de agosto y dedicadas a la La Purísima. En ella destaca la Rodá de la bandera, que realizan tres festeros de ese año, cada día de la fiesta lo realiza uno, en ella la banda de música del pueblo, orquesta una pieza musical típica, y el festero al ritmo de la música realizará la actuación con la bandera en la plaza mayor.
  • El Entramoro. Forma apocopada de “la entrada del moro”, “el entramoro” es una representación teatral al aire libre, de carácter épico-religioso, dentro de una tradición cultural basada, en esos largos siglos de convivencia y lucha, entre dos comunidades de la España medieval y moderna: la musulmana y la cristiana. Se celebra durante las Fiestas Gordas, que tienen lugar cada cinco años. Toda la representación destila un odio salvaje entre los dos bandos. Es un enfrentamiento más que de dos pueblos de dos religiones, lleno de fanatismo y de desprecios al credo contrario, que no tiene nada que ver con la realidad histórica y con la convivencia pacífica de estos dos pueblos durante la Edad Media. El texto actual está compuesto por 1.832 versos, la mayoría octosílabos.
  • Fiestas Patronales. Las fiestas de la Inmaculada Concepción se celebran el 8 de diciembre.
  • Cortesías. Acto religioso realizado durante las fiestas de la Semana Santa, donde los Quintos e Hijas de María, decoran la plaza del pueblo y realizan las cortesías con una vela.