ALTURA

SANTUARIO STA. CUEVA3

Altura es una localidad de la Comunidad Valenciana, perteneciente a la provincia de Castellón, en la comarca del Alto Palancia. Posee la categoría de “Villa” concedida por Martín I el Humano, en 1407. Está situado en el camino natural que une Aragón con la Comunidad Valenciana al sur de la provincia de Castellón.

La población cuenta con dos puntos de interés internacional: La Cartuja de Vall de Crist y El Santuario de la Cueva Santa.

También cabe destacar la importancia local del afloramiento del Manantial del Berro, y la coexistencia histórica con su Aljama Sarracena con la cual comparte raíces e historia.

RUTAS EN ALTURA

SANTUARIO DE LA CUEVA SANTA Y MONTMAYOR

Presentamos una ruta corta (puede realizarse en un par de horas), no demasiado alejada de Valencia y que nos lleva ...
Leer Más

A VISITAR

  • Iglesia Primitiva

Primera Iglesia/mezquita existente dentro del Recinto cerrado, que componía la Villa de Altura en sus orígenes, ésta fue el núcleo originario de la población, situada sobre un ligero montículo acerca de la cual se poseen referencias desde 1249. En torno a dicho edificio se iría configurando el pueblo como una población cerrada. Los usos podían ser diversos dado que se encontraba en plena época en la que en la Villa de Altura contenía una Aljama Sarracena y donde posteriormente se asentó la judería. En la actualidad se encuentra rehabilitada y en la misma calle que la Iglesia Parroquial de San Miguel Arcángel, compone uno de los elementos arquitectónicos emblemáticos del Casco Antiguo, su funcionamiento se destina a charlas informativas, como museo temporal, dar cabida a exposiciones, etc.

  • Iglesia de San Miguel Arcángel

Edificio neoclásico del siglo XVIII que alberga un retablo del siglo XVII (ca. 1630), obra del escultor francés Juan Miguel Orliens, procedente de Vall de Crist. Se conservan, además, diversas tablas procedentes de al menos tres retablos atribuidos al desconocido Maestro de Altura, que trabajó a finales del s. XV y principios del s. XVI. Mención especial merece así mismo la espectacular imagen de la Virgen de Gracia, obra realizada hacia el siglo XV. El cupulín de la iglesia de San Miguel alberga pinturas de Luis Antonio Planes (1794) que ocupan las pechinas y los ocho compartimentos radiales en que quedó dividida la cúpula. Un importantes acontecimientos fue el derrumbamiento de la cúpula de la Iglesia de San Miguel en 1880 y su reconstrucción en 1884.

  • Santuario de la Cueva Santa

Situado a 820 msnm de altitud en el fondo de una sima de 20 m de profundidad a unos 12 kilómetros de la Villa de Altura. Es un lugar de gran devoción en toda la comarca y fuera de ella, realizándose romerías desde variadas y diversas localidades a lo largo de todo año. Actualmente se está remodelando y ampliando gracias al Plan Director, un ambicioso proyecto que planea ampliar los lugares de peregrinaje, así como su hospedería, Vía Crucis, zona de aparcamiento, etc. Para dar cabida a los miles de visitantes que muchos fines de semana se dan cita en éste histórico y emblemático lugar. Es el Santuario de la Bienaventurada Virgen de la Cueva Santa, un centro de peregrinaciones populares de toda la región, constituido por un conjunto de edificaciones destinadas a fines religiosos y a hospedería. La Cueva propiamente dicha es una oquedad de veinte metros de profundidad, originada por un fenómeno de erosión cársica, llamada antiguamente “Cueva del Latonero” (del almez), por la que desciende una escalera hasta el recinto donde se halla la capilla de la Virgen, construida en el s. XVII en la profundidad de la cueva y cerrada por una reja. La imagen es un relieve busto de la Virgen, labrado, según la tradición, por fray Bonifacio Ferrer, hermano de San Vicente, monje de la Cartuja de Valldecrist. El hallazgo de la imagen lo atribuye la tradición a un pastor que, a principios del s. XVI, guardaba su rebaño en las inmediaciones de la cueva. Irrumpe con gran fuerza la devoción hacia la Cueva Santa en tiempos de Felipe II, impulsada por los prodigios que se atribuían a sus aguas, lo que llevó a grandes concentraciones de gentes y a la necesidad de estructurar todo lo relacionado con el incipiente culto y devoción del lugar. Durante el pontificado de Ruiz de Liori (1579-1582) empezó a tener renombre la imagen de la Cueva Santa en su intervención en rogativas solicitando lluvia, lo que impulsó el canónigo Jerónimo Decho y su familia, que era la propietaria del lugar donde estaba la cueva con la imagen, construyendo un pequeño altar y una reja que lo cerrase, e iniciando la celebración de cultos en aquella estancia. La Virgen de la Cueva Santa es desde 1955 patrona de los espeleólogos españoles, y desde 1961 patrona de la diócesis de Segorbe-Castellón juntamente con San Pascual Bailón, también es patrona de de Beniarrés, de Piacoa (Venezuela) y de Bochalema (Colombia).

  • La Cartuja de Vall de Crist

Situada a menos de un kilómetro del núcleo urbano, aún es posible impregnarse de la solemnidad de uno de los más importantes monumentos del Reino de Valencia y de España, visitando los restos que quedan tras casi dos siglos de abandono y expolio. Donde fue una de las cartujas más importantes de España y de Europa parte del expolio se encuentra por numerosas partes de España como Valencia, Castellón, Madrid y el obispado de Segorbe, En Segorbe se encuentra parte del patrimonio: Los Arcos que forman el Claustro Mayor (situados en el parque Botánico Pau), las puertas y retablos (Situados en el museo Catedralicio), etc. Numerosas de las pinturas y retablos se encuentran en el Museo Metropolitan de Nueva York. Fue fundada por el entonces infante Don Martín de Aragón, que luego reinaría como Martín el Humano en 1385 gracias a una bula papal concedida por Clemente VII, primer antipapa del Gran Cisma de Occidente en el año 1383. El lugar elegido fue el Valle de Cánava, en donde el rey compró unas pequeñas masías que serían la base de la futura Cartuja. Tras su fundación con rango real le fue concedido el señorío de las cercanas villas de Altura y Alcublas además de otros lugares y privilegios menos importantes. La importancia de la cartuja se puede deducir por los personajes que moraron en ella como Bonifacio Ferrer, que llegó a ser prior mayor de las congregaciones cartujanas, San Ignacio de Loyola o el antipapa Benedicto XIII, así como las importantes decisiones que en ella se tomaron.

  • Convento Fray Luis Amigó

Situado en los exteriores de la Villa, en funcionamiento actualmente, acoge a religiosos, personas sin hogar, así como a grupos de jóvenes cristianos en verano con los cuales desarrollan actividades lúdico-deportivas y culturales. Posee multitud de estancias, una Iglesia propia, un amplio jardín, zona de cultivo, amplia terraza, zona de juegos, piscina, etc.

  • Ermita de la Purísima Concepción

Fue construida en 1595, fundada por iniciativa del doctor Jerónimo Decho, canónigo natural de Altura, quien no solo la financió sino que la dotó generosamente incluso con capellanía propia. Actualmente se halla en buen estado, aunque empezando a deteriorarse.

Es un edificio rectangular, con paramentos de tapial y ladrillo reforzados por dos contrafuertes a cada lado y cubierta de tejas a dos aguas, con pequeña espadaña en el hastial de factura más reciente. Una cruz de forja sobre un pilón de piedra se levante frente a la puerta, de madera y arco de medio punto, formado por dovelas blanqueadas con cal. Sobre ella, retablillo muy ingénuo con imagen de la Inmaculada al que le falta alguna pieza.

El interior es una nave única, de 8 m de anchura por 15 m de profundidad y techumbre de madera. Está dividido en cuatro tramos, separados por arcos fajones apuntados que arrancan desde pilastras. Un poyo corrido de obra recorre sus paredes. No tiene capillas laterales ni sacristía, pero su presbiterio es muy amplio y espacioso, acogiendo altar de escayola con retablo cerámico de la Inmaculada en un nicho flanqueado por columnas.

El día tres de mayo los niños que van a tomar la primera comunión llevan un ramo de flores y celebran la Cruz de Mayo, seguidamente se realiza una misa.

  • Ermita de Santa Bárbara

Situada directamente en la parte alta del pueblo sobre la montaña denominada de igual forma. En el transcurso de la ascensión al monte de Santa Bárbara existe un pequeño montículo que da comienzo a un Viacrucis, culminando con una estatua del Sagrado Corazón de Jesús. En la Ermita se celebra una misa que la patrocinan las madres de los Mozos/as de cada año, arreglando la ermita y decorándola con flores, después de la tradicional misa se reparten unas pastas típicas y naranjas del terreno.

  • Ermita de la Esperanza

El pueblo celebra en el monte de la Esperanza, el segundo día de pascua, una misa en honor a la Virgen de la Esperanza, tras esto se reparte vino por el ayuntamiento y la gente se lleva un almuerzo popular. Está situado junto al Manantial de la esperanza. En la cima junto a la Ermita se erigen las ruinas del Monasterio de Frailes Los Jerónimos perteneciente a la Cartuja de Vall de Crist.

  • Ermita de San Julián

Cercano al Polígono Industrial La Olivera existe un camino que lleva a una Ermita situada en un pequeño monticulo, está en estado ruinoso y pertenecía a la Cartuja de Vall de Crist.

  • Ermita de San Miguel

Se encuentra ubicada en el Parque de Carlos VII.

  • Ermita de Santa María

Pertenecía a la Cartuja de Vall de Crist. Cuentan que a los frailes de la Cartuja de Vall de Crist que se portaban mal o que no cumplían sus deberes, eran desterrados ahí.

  • Ermita del Más de Uñoz

La Masía de Uñoz se halla a unos 6 km al suroeste de la población de Altura, en la zona central del término y no muy alejada del límite con el de la vecina Gátova. Enclavada en un valle de alto valor ecológico, se llega a ella por el Camno de la Murta, y en sus proximidades se encuentra la Fuente del Oro, de afamadas aguas.

Este caserío, de origen medieval, perteneció como tantas otras fincas del término a la Cartuja de Vall de Crist, que la adquirió en 1434 y posteriormente amplió considerablemente su territorio con predios limítrofes. Actualmente sus diversas dependencias se hallan abandonadas y en distintos grados de conservación, en su mayoría en estado ruinoso.

Aunque muchas de las masías de la zona poseen oratorios en el propio edificio, la ermita de la Masía de Uñoz es una capilla exenta y separada de la casa principal. Es un pequeño templo abandonado y en progresivo deterioro, con una especie de atrio previo formado por un tejadillo soportado por dos columnas cuadrangulares, por encima del cual asoma la espadaña en el hastial que aún conserva su pequeña campana. El acceso se hace bajo arco escarzano, con una puerta de madera con los tablones destrozados. En su interior no queda ningún objeto de culto, tan solo unas lápidas en sus paredes.

  • La cruz de Pallas

Situada en la montaña aledaña a [Ermita de Santa Bárbara (Altura)|Santa Bárbara]] se encuentra otra montaña en la que se erige una Gran Cruz.

  • La Cruz de San Juan

Situada cercana a San Juan, (desde la cartuja, tras pasar la rambla, el primer camino a mano derecha se llega a la Pinada de san juan, antes de entrar a la propia pinada está la Cruz de San Juan) Data de la misma Edad que la Cartuja de Vall de Crist.

  • La Cruz del Calvario

Situada tras el ViaCrucis del Santuario de la Cueva Santa.

  • ViaCrucis de la Ermita de Santa Bárbara

Ya citado previamente en “Ermita de Santa Bárbara”.

  • ViaCrucis del Santuario de la Santuario de la Cueva Santa

Conecta el Santuario con la Cruz del Calvario.

  • El Portalico

Se configura como puerta de acceso al recinto medieval, abierto al “camino de Aragón” y “camino viejo de Segorbe” que confluyen en él.

  • Casa Grande

Caserón renacentista del siglo XVI que conserva buena parte de sus originales dependencias y de los muros que la circundaron.

  • Masías

A lo largo del término municipal existen diversas masías como la de Uñoz, el Cucalón, Rivas o Abanillas que son un buen ejemplo de la arquitectura rural típica de la zona. Actualmente la Masía de San Juan es un alojamiento rural. Estas son:

  1. ‘Masía del Batán del trapo’. A 2 km de la población. Edificio derruido por la construcción de la autovia, detrás del edificio se encuentran también unos petroglifos señalizados de origen medieval. Se construyó durante el S. XVI en la partida del Abrotón. Lugar donde se lavaba la lana, extraída de su ganado; y dónde se realizaba tejido, además aprovechaba la seda que se fabricaba en las casas de los Alturanos/as para escaldarla y enviarla a las fábricas de Valencia. Funcionaba con agua proveniente del Manantial de la Esperanza. Éste Batán, estaba edificado donde anteriormente existió una tejería regentada por un morisco, el cual se la vendió al vicario perpetuo de Altura, Mosén Jaime, el 21 de septiembre de 1470. Mosén Jaime, posteriormente donó el batán junto con otras propiedades a la Cartuja de Vall de Crist. Las telas de aquí extraídas pasarían a la sastrería de la Cartuja de Vall de Crist, donde eran convertidas en vestimentas y hábitos. Años más tarde El Batán del trapo acondicionaría sus máquinas para producir papel y ajustarse a las distintas necesidades de cada época. Precisamente sobre la puerta ha quedado uno de los vestigios que la vinculan a Vall de Crist, su escudo, todavía visible y en buen estado. Otro escudo aparece detrás de la masía, en la denominada Piedra del Escudo, conocida de esta manera por contener esculpido en esta enorme roca un blasón ovalado de la Casa de Aragón, del que se desconoce su autor y cronología. El Molino de los Frailes se encuentra a unos 150 metros de la masía y fue construido por los frailes en el s. XVII para aprovechar la fuerza motriz del manantial de La Esperanza, traída hasta aquí por una acequia atribuida también a los religiosos, aunque posiblemente de origen anterior, y gracias a la cual la población de Altura se ve beneficiada con el riego de sus huertas, eso sí, tras muchos años de litigios y juicios con Segorbe, que pretendía conservar para sí esta toma de aguas del manantial que en su término nace.
  2. ‘Masía de Cucalón’: a 15 km de la Villa de Altura, es una construcción con solera de origen medieval, que formó parte del entramado de Masías ubicadas en el marco de actuación de la Cartuja de Vall de Crist, siendo en tiempos muy apreciados los productos agrícolas y ganaderos que en sus tierras se criaban y cultivaban. Conserva su estructura original en un entorno de gran valor ecológico y etnológico.
  3. ‘Masía de Rivas’: situada a 8 km de la Villa de Altura, por la carretera que nos lleva al Santuario de la Cueva Santa y Alto de Montmayor, en dirección a la localidad de Alcublas. (carretera comarcal C-224).Se cree, que es una construcción de origen medieval. Solo existe una declaración de testigos ancianos sobre las costumbres y usos que tenían los masoveros del lugar de Rivas, ante el escribano de Altura, Juan Andreu, de 1412. Parece ser que era una alquería dependiente de la villa de Altura, por eso, al no existir constancia del establecimiento en este lugar de propietario alguno, cuando se produjo la donación de D. Martín de las Baronías de Altura y Alcublas a la Cartuja, esta tomó posesión de su dehesa.
  4. ‘Masía de San Juan’: de esta edificación, cabe destacar su recinto amurallado que cierra por completo la masía, de planta cuadrada y con fabrica de mampostería, poseyendo algún tramo almenado. Las esquinas de los amurallamientos, están fortificadas con torreones cúbicos fabricados a base de mampostería y sillarejo. Posteriormente, se han añadido nuevas construcciones que han modificado en parte su aspecto original. Aun así, la masía presenta una imagen semejante a un castillo medieval.Esta masía fue propiedad de la vecina Cartuja de Val de Crist, que construyó en el siglo XVIII en los alrededores un azud en la Rambla, la acequia y su balsa, para regar las tierras de esta masía y de la próxima del Más de Valero.
  5. ‘Masía de Uñoz’: a 6 km de la Villa de Altura, por el camino de la Murta. Es una construcción de origen medieval que conserva su estructura original en un entorno de gran valor ecológico y etnológico. En sus pinares se encuentra la Fuente del Oro, donde podemos refrescarnos y descansar.

LUGARES DE INTERÉS

  • Monte y Ermita de Santa Barbara. A 0,5 km de la población. Construcción de origen medieval que se ubica sobre un cerro próximo y permite óptimas vistas panorámicas de Altura y el valle del Palancia.
  • Paraje de las Fontanicas. A 1 km de la población. Fuente y parque habilitado para uso recreativo y ocasionales acampadas.
  • Fuente del Berro. A 0,5 km de la población. Fuente de gran caudal que aflora artificialmente en el seno de una pequeña área recreativo. Descubierto el 25 de marzo de 1915.
  • Fuente la Murta. A esta fuente siempre se la ha considerado como una de las más importantes del término, porque de su caño nunca ha dejado de salir agua. El manantial está situado en las proximidades, desde donde es canalizada hasta el abrevadero. De su agua, muy apreciada, se dice que tiene algo especial, pues es popular la creencia de que su consumo continuo durante algunos días, hace aumentar las ganas de comer.
  • Cara del Moro. A 1,5 km de la población. Formación rocosa que provoca la sensación óptica de un rostro humano.
  • Pozos de la Mena o Pocicos. A 6 km de la población. Formación carstica que se configura como atractivas piscinas naturales en la Rambla de la Mena.
  • El Cantal y el Salto del Caballo. A 14 km de la población. Paraje sobre el que se yergue un enorme menhir, el Cantal, rodeado de diversos poblamientos prehistóricos. En sus proximidades, el barranco del Salto del Caballo se encaja bajo escarpadas rocas que ofrecen refugio a las rapaces.
  • Fuente y paraje de la Torrecilla. A 17 km de la población. Fuente y área recrativa en cuyas proximidades se halla los restos de un antiguo poblamiento íbero.
  • Llano de las Boqueras. A 15 km de la población. Area recreativa ubicada en un entorno forestal de carácter ancestral.
  • Sendero GR 10. Atraviesa el término municipal de Altura, surcando caminos de la Sierra Calderona utilizados como tradicionales rutas de trashumancia.
  • Parque Municipal. Donde se encuentran las Piscinas, el Polideportivo, el Campo de Fútbol, el Campo de Tiro con Arco y el Camping Municipal, junto a una hermosa gran pinada con zonas de recreo muy amplias para los niños. Además éste parque enlaza con la Vía Verde Ojos Negros que cruza el Alto Palancia, y es un escenario perfecto para realizar deporte.
  • Casco Antiguo: El recorrido urbano de aproximación al casco antiguo de la localidad puede partir de la Plaza Mayor, punto de referencia obligado donde se ubica el moderno edificio consistorial, pero que conserva al tiempo una sección importante de su histórica estructura porticada. Próximo a la plaza se halla el actual templo parroquial, edificio neoclásico del siglo XVIII que alberga un retablo del siglo XIV procedente de la Cartuja de Vall de Crist y atribuido al Maestro de Altura. Mención especial merece así mismo la espectacular imagen de la Virgen de Gracia, fechada en el siglo XIV. A pocos metros, y ya en el núcleo medieval, se erige la Iglesia Primitiva de culto cristiano. Edificada en estilo gótico valenciano, tal vez sobre la antigua mezquita musulmana, ha sido recientemente restaurada y habilitada como singular sala de exposiciones. La Plaza de la Torre, inmediata, propicia el acercamiento al pequeño núcleo medieval del que subsisten notables retazos. Buena parte de él se halla todavía protegido por los restos de la muralla, sobrepuesta hoy a las actuales calles de San Juan y El Muro. El Portalíco se configura como puerta de acceso al recinto, abierto al “camino de Aragón” y “camino viejo de Segorbe” que confluyen en él. Exterior a las murallas se encuentra la Casa Grande, caserón renacentista del siglo XVI que conserva buena parte de sus originales dependencias y de los muros que la circundaron.

A DISFRUTAR

Las fiestas patronales se celebran en honor de San Miguel y la Virgen de Gracia durante la segunda quincena de septiembre, destacando las berbenas y discomóviles para amenizar las Fiestas. Además a lo largo del año se celebran numerosas festividades en honor a San Antón, la Encarnación o Santa Cecilia.

  • Las Fiestas Patronales de Altura. Lucen año tras año en el comienzo del otoño homenajeando a la Virgen de Gracia y a su patrón San Miguel Arcángel.
  • Fiestas del Berro. Cada año llegado el 25 de marzo se celebran las Fiestas del Berro, la culminación de esta fiesta llega con el alumbramiento de las Aguas del Berro, este acto social y turístico se realiza en el Paraje Natural del Berro, en donde todo el vecindario acude a revivir el 25 de marzo de 1915. En esta línea se realiza la procesión de Nuestra Señora de la Cueva Santa, fuegos artificiales y espectáculos musicales.
  • Fiestas de San Antón. Las Fiestas en honor a San Antón, se realizan año tras año en el mes de enero, son actos de costumbre la: Bendición de Animales, Hoguera Popular con típica “torrá”, Discomóvil, exhibición de ganado vacuno y “Chocolatá con Pingano y Mistela”.