PEÑARRUBIAS DE PIRÓN

Peñarrubias de Pirón es una localidad de la provincia de Segovia, comunidad autónoma de Castilla y León.

Situada a la orilla del río Pirón y a la falda de los montes adyacentes, en la actualidad, es una pedanía dependiente del municipio de Escobar de Polendos. A este municipio también pertenecen otras tres pedanías, Pinillos de Polendos, Villovela de Pirón y Parral de Villovela.

RUTAS EN PEÑARRUBIAS DE PIRÓN

FUENTE DE COVATILLAS

RUTA POR LOS CAÑONES DE LOS RÍOS PIRÓN Y VIEJO

El itinerario se desarrolla siguiendo las marcas y paneles indicadores correspondientes a las Sendas del Río Pirón y tiene un ...
Leer Más
  • Río Pirón

Nace en la Fuente del Mojón situada en el Puerto de Malangosto, en la Sierra de Guadarrama. La primera vez que se cita este río es en 1116 como “Pirum” y en 1123, en un documento de la Catedral de Segovia, como “Pirone”, aunque seguramente este nombre parece anterior a la repoblación.

Pasa por los términos de Santo Domingo de Pirón, Adrada de Pirón, donde se le une el Pironcillo, Losana de Pirón, donde se le une el arroyo de La Certera, Torreiglesias donde se le une el río Viejo, Covatillas, Peñarrubias de Pirón, Parral de Villovela, Villovela de Pirón y Mozoncillo donde se le une el arroyo Polendos.

Desemboca en el río Cega, cerca de Íscar, ya en la provincia de Valladolid.

El Pirón también tiene sus leyendas, una de ellas es la del Tuerto del Pirón, bandolero de finales del siglo XIX que rapiñó por toda la sierra de Guadarrama. Finalmente fue capturado y condenado a cadena perpetua por la Audiencia de Madrid en 1888. Murió en el penal de San Miguel de los Reyes de Valencia en 1914.

Otra de sus leyendas es la de la ermita rupestre de Santiaguito (Torreiglesias), que según cuenta era de Losana hasta que se la cambió a Torreiglesias por los prados ribereños. De aquí salió otra coplilla que de buena gana repiten todos los del contorno, menos los de Losana.

  • Arroyo de la Fresneda

A VISITAR

  • Ermita de la Virgen de la Octava

Es el monumento más importante del pueblo y se encuentra en un cerro a unos 450 metros de éste. Es de época románica s.XII, tiene un solo ábside semicircular con un ventanal abocinado y una espléndida portada en su muro meridional. Entre sus múltiples elementos decorativos destaca un canecillo en el que aparece el Acueducto de Segovia, y que está considerado como la primera representación escultórica de este monumento. En su interior conserva una pila bautismal y una escultura de la Virgen de la Octava, también románicas.

  • Cocedero

Restaurado en el año 2004, es uno de los pocos edificios de estas características que se conservan en la provincia y el único de estos valles. Desde su reforma, se ha podido hacer de nuevo pan y bollos según las costumbres tradicionales.

  • Fragua

Restaurada en el año 2006, conserva el fuelle original, así como el fogón y la pila donde se enfriaban los hierros. Junto a ella, se encuentra el potro hecho de grandes troncos de sabina.

  • Molino

Actualmente en desuso, es un molino de canal o “de caz” con su presa o azud para embalsar el agua. El funcionamiento era el siguiente: el agua se retenía en la presa para llevarla por un canal (caz) hasta el molino, allí se la hacía precipitar en caída libre y gracias a la fuerza del agua, se conseguía mover las piedras que molían el cereal.

A DISFRUTAR

Las fiestas patronales son en honor a la virgen de la Octava y se celebran a los ocho días del Corpus.

En la víspera de la fiesta se lleva a cabo la enramada. Los mozos del pueblo se acercan al río Pirón a cortar las ramas de chopo que colocarán en la entrada de la ermita y del pueblo, además de hacer un arco junto a la cruz del camino que se dirige a la ermita.

El día grande de la fiesta viene después de la enramada, los vecinos acuden a la ermita al encuentro de la virgen de la Octava y la llevan en procesión hasta el pueblo bailando jotas al ritmo de dulzainas y tamboriles. Al llegar al pueblo, las gentes bailan la rueda antes de emprender de nuevo el regreso a la ermita también a ritmo de jota.

Para finalizar las fiestas, a la puerta de la ermita, tiene lugar la subasta de las andas y dentro de ella, la subasta para saber quién coloca a la patrona en el altar, donde se quedará hasta el año próximo.