LA CANONJA

La Canonja, situada entre los municipios de Tarragona y Reus, se encuentra sobre una colina al pie de la cual se alza el castillo de Masricart.

El municipio se constituyó a lo largo de la historia como resultado de la fusión de diferentes términos independientes: La Canonja, Masricart y la Boella. En 2010 recuperó la independencia administrativa que había perdido desde su anexión en Tarragona en 1964.

La anexión comportó profundos cambios en las estructuras económicas y demográficas de la Canonja. Por un lado, han aumentado las extensiones de tierras de cultivo y por otro ha recuperado dentro de su término la mayoría de las empresas del polígono petroquímico sur.

RUTAS EN LA CANONJA

A VISITAR

Destacan monumentos como la iglesia parroquial de Sant Sebastià, de estilo neoclásico, y el porche de la abadía, antigua puerta de entrada al recinto de la villa. De todas las masías existentes en el antiguo término cabe destacar, por su importancia arqueológica y prehistórica, la Boella, documentada a partir del 1150 y donde se han encontrado restos de mamut de más de 700.000 años de antigüedad, lo que demuestra que la Boella es una de las ocupaciones humanas más viejas de Europa.