ROBLEDILLO DE GATA

ROBLEDILLO DE GATA

Robledillo de Gata es un municipio de la provincia de Cáceres, comunidad autónoma de Extremadura. Sus construcciones de adobe y madera le confieren un sabor eminentemente serrano.

RUTAS EN ROBLEDILLO DE GATA

PUEBLOS CON ENCANTO: ROBLEDILLO DE GATA

Robledillo de Gata es un municipio de la provincia de Cáceres, comunidad autónoma de Extremadura. Sus construcciones de adobe y ...
Leer Más

A VISITAR

La localidad fue declarada Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico en 1994.

Su emplazamiento y la modestia de las vías de comunicación que permiten el acceso han permitido su conservación, como destacado conjunto de arquitectura doméstica y popular, manifestándose como uno de los mejores exponentes provinciales de núcleos urbanos de carácter rural.

Las casas presentan características uniformes. Los muros son de adobe, en ocasiones pintado alrededor de puertas y ventanas, generalmente de color natural, produciendo una atractiva tonalidad ocre-siena de efecto muy característico de la población. Otras viviendas están realizadas en mampostería muy menuda, con lajas de pizarra en las esquinas. Una y otra solución se alternan con entramado de madera, incluso de cañizo en algunos lienzos de adobe. Los aleros de madera suelen ser muy pronunciados, de modo que en las calles más estrechas se unen a los de la fachada opuesta haciendo pasadizos.

Las casas tienen balconada corrida, secaderos y terrados con balaustres y estructura de madera, sustentándose en algunos casos sobre grandes vigas de madera. Las dependencias agrícolas se encuentran en la misma vivienda.

Es frecuente encontrarse en los grandes balcones piñas de maíz secándose, elemento que confiere al conjunto cierta personalidad. Las puertas son adinteladas, con hojas de madera, precediéndolas unos escalones. La fachada no suele contar con muchas ventanas; éstas son adinteladas y de reducidas dimensiones, con vigas de madera como dinteles, estando su entorno blanqueado.

El segundo piso cobija la vivienda propiamente dicha. La estancia principal es la cocina, en torno a ella se sitúan las demás dependencias. La última planta está ocupada por el doblado o desván y por los balcones voladizos, cubiertos y con balaustrada de madera; este último piso apenas tiene ventanas. Los tejados son a dos aguas, bastante prolongados, cubriéndose con teja árabe.

En cuanto a los edificios religiosos que configuran el casco urbano destacan notablemente su iglesia parroquial, dedicada a Nuestra Señora de la Asunción, obra del siglo XVI, de planta rectangular, de una sola nave, dividida en cuatro tramos, cubiertos por techo de madera a dos vertientes. Sobresale la cubierta mudéjar de la sacristía. La iglesia depende del párroco de Cadalso en la Diócesis de Coria-Cáceres.

Además del templo parroquial, la población cuenta con tres ermitas: la del Cordero, del siglo XVl, la del Humilladero, del siglo XVl y la dedicada a San Miguel, cuya fábrica es de mampostería a base de pizarra y enlucida.